Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Cultura

La mezquita de Tinmel, la joya del Alto Atlas

La mezquita de Tinmel es una joya arquitectónica de la era almohade, un lugar de culto construida alrededor de 1153-1156 y que estuvo abandonada durante siglos. Este monumento religioso se ubica en la tierra ocre del Alto Atlas Occidental.

Está incluida en el listado de las diez mejores mezquitas de todo Marruecos y en la lista del Patrimonio Islámico. Esta mezquita es uno de los pocos lugares de culto abiertos a los no musulmanes.

Restaurada en 1991, con fondos de la Fundación ONA, se encuentra ubicada a cien kilómetros de Marraquech, en la provincia de Al Haouz, la mezquita está a medio camino entre Asni y Taroudant.

Este monumento es una reminiscencia de un estilo arquitectónico simple como la torre Hassan en Rabat, la mezquita Kutubia en Marraquech o la Giralda en Sevilla, legados de la era del arte islámico hispano-magrebí.

Las paredes de la mezquita de Tinmel están realizadas con ladrillos y mortero de tierra, guijarros y cal. El color ocre llama la atención.

La sala de oración está iluminada por nueve colores, las naves indican la dirección de La Meca. Ahora las naves están abiertas y resisten piezas del techo de cedro.

El mihrab (en árabe, محراب) nicho u hornacina que consta de un pequeño espacio interno precedido por un arco (normalmente de herradura), también ha sido restaurado.

Se pueden observar los citados arcos de la mezquita, admirar los florales capiteles y las decoraciones geométricas.

La construcción tiene forma de rectángulo, con una longitud de 48,10 metros por 43,60 metros.

Historia

La historia de Tinmel está estrechamente vinculada a la del teólogo Mohammed Ibn Toumert (1077-1130). Al regresar de una peregrinación a La Meca y conocido por su lado "rigorista", se convence de que los almorávides, la dinastía gobernante es "decadente".

Excelente orador, con un carisma capaz de hipnotizar a una multitud, este "descendiente del profeta" se proclamó a sí mismo Mahdi y descendiente del profeta Mahoma en 1121, después de no haber podido imponerse sobre los almorávides. Por lo tanto, se convierte en un peligro para los soberanos, su revelación se considera como una declaración de guerra.

En 1122, el Mahdi se refugió en el Alto Atlas. Se instaló en Tinmel y formó una comunidad con muchos discípulos a su alrededor. Enclaustrados en una fortaleza, los almohades se organizan. El pueblo se convierte en su cuartel general para la rebelión militar, así como en un centro espiritual.

Sin embargo, herido en una batalla, Ibn Toumert muere antes de cumplir su sueño de derrocar a los almorávides y conquistar la ciudad de Marraquech. Está enterrado en Tinmel.

Su discípulo Abd-Al Mumin Ibn Ali (1095-1163) se hace cargo y logra derrocar a los almorávides tras varios años de guerra en 1146. Entró en Marrakech en 1147 y gobernó sobre todo el norte de África, hasta Granada en Al Andalus. Durante su califato favoreció a poetas y sabios como Ibn Tufail (1105-1185) y Averroes (1126-1198).

La mezquita de Tinmel fue construida por el nuevo sultán almohade alrededor de 1153-1156.

Texto: Jesús Cabaleiro