Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Arte

Zohra, la Monna Lisa marroquí, obra de James McBey

El artista escocés James McBey (1883-1959) fue uno de los muchos pintores seducidos por Tánger –lugar de su fallecimiento- y Marruecos, donde pintó y se conserva uno de sus cuadros más emblemáticos, ‘Zohra’ conocido como ‘La Monna Lisa marroquí’ que realizó en 1952.

McBey se hizo famoso en la década de 1920, tanto en Europa como en Estados Unidos, gracias a sus grabados, técnica en la que fue uno de los maestros, influenciado por Rembrandt (1606-1669) y James McNeill Whistler (1834-1903).

Posteriormente se convirtió en un talentoso acuarelista, retratista solicitado, su virtuosismo también fue ampliamente reconocido en sus óleos sobre lienzo con un toque posimpresionista que le hizo ser considerarlo en la línea de Paul Cézanne (1839-1906) o Henri Matisse (1869-1954), quien también estuvo en Tánger como McBey.

Seducido por Marruecos en su primer viaje en 1912, James McBey con James Kerr Lawson (1862-1939)  comenzó a trabajar en acuarelas.

En la Primera Guerra Mundial estuvo en Egipto, Palestina y Siria haciendo un retrato de Lawrence de Arabia (1888-1935).

Se casó en 1931 y el año siguiente en 1932, compró una casa cerca de Tánger, El Foolk (El Arca) en la vieja montaña, donde pasó cada vez más tiempo a lo largo de los años, produciendo obras consideradas por muchos como las mejores.

Después de la II Guerra Mundial volvió a vivir en Tánger, mientras realizaba viajes regulares tanto a Gran Bretaña como a Estados Unidos.

Las obras ‘marroquíes’ del artista, trazan su historia con este país. McBey destacaba la diferencia de luz, la dura belleza del país el encanto de su gente y sus vestidos tradicionales, el ritmo pausado de la vida y el ambiente dramático.

Pintó paisajes, calles, mercados y retratos en Tánger, Tetuán o Arcila, en Marrakech y más en al sur, en Uarzazat o en las montañas del Atlas.

Entre sus obras destaca la citada 'Zohra', pintada en 1952. Es el retrato de su joven sirvienta que se convertido en una especie de Monna Lisa marroquí, por la enigmática y sugestiva mirada, por lo que la han llegado a definir con el subtítulo de 'Zohraliza', 'Zohra Lisa'.

Recibió el doctorado honoris causa por la Universidad escocesa de Aberdeen.

Murió en Tánger el 1 de diciembre de 1959, descansa en su propiedad que da al Estrecho de Gibraltar, su tumba lleva la inscripción en árabe: "amó Marruecos",

Su mujer, Marguerite Loeb (1905-1999), que también era fotógrafa y encuadernadora, donó muchas de las pinturas de su esposo a la Legación estadounidense de Tánger (entre ellas, el cuadro Zohra) y a la galería de Arte de Aberdeen.

Hay un libro titulado ‘James McBey et le Maroc’ (Editions du Sirocco, 2008) en francés que analiza la relación del pintor con Marruecos.

Texto: Jesús Cabaleiro