Diario Calle de Agua

España - Marruecos

Sociedad

La Gran Mezquita de Uezán, conocimiento y misticismo sufí

Uezán es conocida por su carácter místico debido a la presencia sufí. Es considerada una de las más antiguas y hermosas de Marruecos, y la población de esta pequeña ciudad se estima en 60.000 personas.

Durante el siglo XI, el místico sufí Cherif Moulay Abdellah  (1579-1678) eligió establecer la Zauiya de Tabiya, que se conoció como Zauiya Ouzani, después de que su resplandor excediera los límites de las tribus Jebala para llegar a varias regiones de Marruecos.

La Gran Mezquita, que llevaba el nombre en el barrio del fundador de la Zauiya, después de que fuera enterrado allí, se convirtió en lugar de peregrinación para los grandes sufíes, ascetas y eruditos durante siglos, y un faro de las ciencias religiosas y seculares.

La mezquita Cherif Moulay Abdellah, en su forma cuadrada, se encuentra en el medio de la medina, lo que le da una amplia vista de las tribus de la región de Jabala, donde se creó la mezquita y la Zauiya, un centro al que solían acudir las tribus de la región siendo además un refugio espiritual.

Al igual que las antiguas mezquitas marroquíes, la Gran Mezquita tiene un patio con tres puertas, sur, oeste y norte, con una fuente en  medio y bordeada al sur por un minarete de forma cuadrada en blanco y verde. Su puerta norte está coronada por un reloj de sol, que se usaba para controlar los tiempos de oración a lo largo del día.

La sala de oración es espaciosa, teniendo en cuenta los estándares arquitectónicos del siglo XI al XVII y tiene un techo convexo y columnas con arcos completos desprovistos de decoración, excepto los lados que rodean el mihrab del imán, grabados en yeso y decorados con el distintivo color verde de la ciudad.

También incluye una sala de oración para mujeres y un lugar para la ablución, y en su lado norte está el cuerpo del santo, Cherif Moulay Abdellah, donde se construyó su mausoleo, contando con una puerta independiente desde el exterior de la mezquita.

Pero la Gran Mezquita de Uezán era única y, hasta hace poco, tenía una pequeña mezquita adjunta que se llamaba ‘Masjid al-Mazrouin’ (Al-Mazrouin).

Según algunas personas interesadas, la mezquita era única en esta característica porque estaba ubicada en el corazón del barrio comercial y al lado de las tiendas de artesanos, que incluían carpinteros, herreros y tejedores, donde algunos se apresuraban a realizar la oración y volver a su trabajo con el fin de ganarse la vida y establecer la oración y el trabajo juntos.

Durante los últimos años, la mezquita de Al Mazrouin se transformó en la nueva sede de la Escuela de Educación Antigua ‘Cherif Moulay Abdellah’, que en el pasado fue llamada ‘Director’ para la Educación de las Ciencias Forenses y Auxiliares.

La escuela fue construida en el costado de la mezquita para enseñar una serie de ciencias, especialmente las legales y astronómicas para observar las lunas nuevas, destacando que un grupo de académicos se han graduado de esta escuela a lo largo de los siglos. de su existencia, y tuvo un gran papel en la enseñanza de la ciencia, el cultivo de las almas y la elevación del alma.

La mezquita Cherif Moulay Abdellah también tiene un tesoro, que se remonta a 1715 según algunos relatos, e incluye valiosos libros y manuscritos en diversos campos, ya que se enriqueció con varios volúmenes, regalo de sheijs (jeques) y algunos eruditos marroquíes a lo largo de los años.

Con una larga historia en la rehabilitación del conocimiento y misticismo, la mezquita de Cherif Moulay Abdellah se ha convertido, en la actualidad, en un lugar de culto y oración, al que hay que añadir la Escuela de Educación Antigua, que todavía da testimonio de los siglos de servicio de este faro a la ciencia y el misticismo en la región norte marroquí.

Texto: Jesús Cabaleiro